Carlos I cedió la isla de Malta a cambio de un halcón

La Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta, conocida mayoritariamente como la Orden de Malta, es una orden religiosa fundada en el siglo XI, en los albores de la Primera Cruzada, cuyo primer objetivo fue el de asistir a los peregrinos que llegaban a Jerusalén, aunque más tarde, en pleno enfrentamiento entre cristianos y musulmanes, adquirió un carácter militar. 


Tras la pérdida del último reducto cristiano en Tierra Santa, San Juan de Acre, en 1291, la Orden Hospitalaria de San Juan se asentó en Chipre y, unos años después, en Rodas, lugar donde se produjo un cruel enfrentamiento con el ejército del Sultán Solimán el magnífico, cuyo asedio duró seis meses, y que se resolvió con la rendición de la orden y el abandono de la isla en 1523. 

Los caballeros permanecieron sin una tierra a la que llamar hogar hasta 1530, cuando el emperador Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico les cedió la isla de Malta, con el beneplácito del Papa Clemente VII, para que protegieran el Mediterráneo del avance otomano, y les exigió, a cambio, que se mantuvieran neutrales en las guerras entre naciones cristianas y, además, la entrega anual, como tributo, de un halcón entrenado para la caza.

El envío del halcón maltés se realizó durante más de dos siglos y medio hasta que en 1798 Napoleón Bonaparte ocupó la isla y expulsó a los caballeros hospitalarios. La Orden de Malta se estableció definitivamente en Roma, y sigue existiendo actualmente.
Siguiente
« Prev Post
Previa
Next Post »