El hijo de Don Pelayo murió despedazado por un oso

El hijo de Don Pelayo, segundo monarca del Reino de Asturias, murió despedazado por un oso.


La escasa información que tenemos sobre la vida y obra del primogénito de Don Pelayo, Favila (o Fafila), nos llega fundamentalmente desde la Crónica Albeldense (Siglo IX-X), que narra como accedió al trono de Asturias a la muerte de su padre, en 737, y encontró su final tan sólo dos años después al internarse en los montes asturianos y toparse con un oso “Faffila filius eius rg. an. II. Iste leuitate ductus ab urso est interfectus” (Fafila, su hijo, reinó dos años. Por su imprudencia, fue muerto por un oso). 

Aunque algunos textos señalen que, en realidad, fue asesinado por la nobleza o que, incluso, se enfrentó al animal en un ritual de virilidad; lo que parece más probable es que Favila falleció en un accidente de caza, intentando dar muerte al oso. 

En la aldea de Llueves, cerca de Cangas de Onís, podemos ver una cruz grabada sobre una roca, cuya inscripción indica que en ese lugar un oso mató al rey Favila.
Siguiente
« Prev Post
Previa
Next Post »