Lo que suena cuando innumerables gatos tienen hambre

Este chaval tiene un ritual cada mañana. Cada día, cuando abre la puerta de su casa es abordado por una gigantesca manada de bestias feroces. Bueno, no exactamente bestias feroces. Más bien como un grupo de peluches, aunque con un muy molesto maullido al ser tantos gatitos. 

Cada día, este grupo de intrépidos felinos esperan en su puerta principal a la espera de ser alimentados. Y cada día sin que nada se interponga, tiene que hacer el mismo ritual para obtener un poco de paz y tranquilidad.


Siguiente
« Prev Post
Previa
Next Post »